Convierte a tus empleados en embajadores

Siempre he sido contrario a los típicos ambientes laborales de tensión y presión ilimitada. Nunca le he visto sentido a estar encima de la gente, apretarles, tratarles como si fueran niños de párvulos y no supieran hacer la o con un canuto…

No entiendo cómo un Director de una empresa se puede permitir el lujo de que su equipo vaya, dia a dia, a trabajar desmotivado, con miedo o sin muchas espectativas de futuro. Una empresa con este ambiente crecerá? O llegará un momento donde la gente se harte de vicir así? Porque si llega este punto…la empresa tiene un problema, tiene al “enemigo” en casa, cuenta con un equipo humano de bajón donde nadie va a hacer más de lo estrictamente necesario…

He oído de todo, y he vivido situaciones dantescas. Por eso no logro entender que, a dia de hoy, las empresas sigan sin potenciar a sus empleados. Estemos en el sector que estemos, nuestro empleado es el que representa a la marca, el cliente o futuro cliente que trate con él o ella se llevará una imagen de la empresa en función de cómo haya sido ese trato.

Un empleado cansado, harto y presionafo será imposible que transmita una buena imagen de la empresa. Y luego tocará recoger lo sembrado, y es cuando las empresas ven que la mayoría de los eslabones…fallan.

En este blog habéis podido leer mis experiencias como cliente en algunas empresas. Gracias a una mala atención mi imagen de la empresa podrá ser negativa o muy negativa. E incluso puede llevarme a no volver a esa empresa. Cliente perdido. Y por qué? Porque al jefe de turno no le sale de las narices fomentar un buen clima laboral.

De qué sirven las reuniones cuyo único fin es repartir leches? Para qué organizar lluvias de ideas si falla la base?

Un país no mandaría nunca a un embajador en el que no confiara. No imagino al Embajador de Francia yendo a una recepción en zapatillas, o desmotivado o sin ganas de trabajar. El embajador adora a su país, se esfuerza por que la gente tenga en buen concepto a su patria gracias al trato directo con él.

Y si hacemos lo mismo en el ámbito empresarial? Si en vez de empleados tenemos embajadores?

Repito, no sirve de nada tener a nuestro equipo desmotivado ni presionado. Son personas, sienten, les gusta sentirse valoradas, saber que su trabajo sirve para algo…

Espero que poco a poco las empresas entiendan esto. Les irá mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s