Social Media Runner

Cree el hashtag #socialmediarunner un día y de pura casualidad. Había terminado un entrenamiento y me apeteció subir mis sensaciones. Como días anteriores había creado otro hashtag #socialmediachef para colgar en Instagram los platos que preparo los fines de semana, pues pensé que sería buena idea crear otro con mi yo corredor.

De inmediato me di cuenta de que SIEMPRE que colgamos algo lo hacemos con el afán de compartir ese algo, de enseñar al mundo lo que hacemos, lo que pensamos o lo que padecemos. Ya no es sólo enseñarle a nuestros amigos lo que hoy hemos hecho, se trata de mostrarle al mundo entero qué hemos hecho, cómo nos hemos sentido y para qué lo hacemos. Con relativa frecuencia, porque no es que sea yo un top 20 de influencers mundiales, gente me escribe dándome su opinión sobre lo que entreno. Gente a la que no conozco, pero que pertenecen a ese mundillo y que, mediante filtros, dan con una foto, un comentario, un blog…lo que sea. Surge ahí la oportunidad de conectar, de entablar una relación con gente a la que no has visto en tu vida pero que ya tiene algo en común contigo…

Cuanto más me adentro en el mundo del social media más me gusta crear vínculos, contactos, relaciones. Descubres mucha gente interesante, gente que no tiene ningún problema en compartir cosas contigo, valorar ciertos aspectos de las cosas, dar sus opiniones. Es cierto que, de vez en cuando, encuentras algún tonto/a, pero tan fácil como bloquear. No obstante, los demás vínculos se estrechan conforme más los usas. Mi twitter @josenoblejasSMM tiene más de 2.000 seguidores, no es gran cosa, pero a mi me parece un mundo que 2.000 personas me sigan y un porcentaje de ellos lean las cosas que comparto. A diario me doy cuenta de las ganas que tiene la gente de compartir lo que sea, emociones, opiniones, miedos, experiencias… Por eso Twitter es mi favorito, por la diversidad y la cantidad de información a la que tienes acceso. Facebook es muy cerrado, y tarde o temprano te hartas de ver siempre los mismos contenidos de las mismas personas, pero twitter es diferente. Gracias a Twitter he conocido a gente fantástica, Cinta Martínez de Barcelona, Paco Hurtado de Murcia, tengo buena relación con gente de Latinoamérica, de Estados Unidos…es genial. Cuelgo fotos en Instagram haciendo el tonto después de correr y gente de EEUU le da a “Me Gusta”, es flipante.

Ahora mismo, compartiendo entrenamientos y sobre todo, las emociones y experiencias que tengo mientras entreno/corro, es cuando más cuenta me doy de lo equivocado que estaba hace un año. Me dio una marquitis tremenda, bajaba a entrenar con el equipo con ganas de competir y de salirme por los cuatro costados. Iba a carreras persiguiendo una marca, no persiguiendo la felicidad. Y me di cuenta. Fue entonces cuando me compré una pulsera, a la que adoro, que pone RUN HAPPY. Y eso es lo que me mueve ahora, ser feliz corriendo. Me olvido de marcas y de lo que haga falta, disfruto corriendo con mi padre, porque las marcas están ahí y podrás fardar con los nietos (cuando os tenga) pero correr con mi padre…eso da vida.

Cuando nos juntamos Rodrigo, Lorenzo, mi padre y yo…eso es magia pura. Vamos charlando, gastando bromas, metiéndonos los unos con los otros, motivándonos…y siendo felices. Nos metemos unos tutes de narices, competimos a nuestra manera y sacamos del running lo mejor, que son los momentos que nos llenan de vida. Yo ya no persigo marcas, persigo momentos que me reporten algo, que permanezcan en mi toda la vida. Ahora voy al Maratón de Madrid, porque me apetece muchísimo. Estoy disfrutando de la preparación, pero porque mi padre me echa una mano, porque Lorenzo y yo hacemos por juntarnos a diario, porque Rodrigo nos mete chispa con las series…por eso. Si estuviera yo sólo, no iría a Madrid, así de claro. Ese día cruzaré meta, abrazaré a mi hijo y a la familia, me iré a comer y dará igual que haya terminado en 3 horas o en 8…

Ese día compartiré mis emociones en twitter, y seguro que consigo más que simplemente colgando un tuit tipo “Maratón de Madrid 3 hrs 14 min”…que no dice nada. La gente quiere que compartas algo, que le transmitas algo, no entienden de marcas, entienden de emociones. Los comentarios que tengo en el blog son justamente de esta índole, gente que opina en función de lo que siente cuando le transmites lo que vives y cómo lo vives. Hay un universo entero deseando escucharnos, pero siempre y cuando tengamos algo que decir, y que sea de interés.

Besos y abrazos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s