¿La comunicación en peligro?

Trabajar en el mundo de la comunicación te aporta muchas cosas. Vives experiencias muy chulas, conoces gente genial…tu mente se abre y se vuelve mucho más creativa, más innovadora, con más ganas de hacer cosas diferentes…que la gente cuando lo vea flipe colorines, ese es el objetivo.

Pero tiene otra cara menos amable que muchas veces te hace replantearte hacia dónde va el sector. Existe un problema real a la hora de comunicar, la gente no escucha, no quiere saber cosas…estamos perdiendo el diálogo y algo tan simple como contestar un mail se convierte en una tarea imposible. Contestar un sencillo correo poniendo “ok, gracias” es algo que cuando pasa hace que nos levantemos de la silla y nos pongamos a bailar, porque casi nunca sucede.

El sector está prostituido, lo digo así de claro y con total convicción. Hay intereses ocultos y determinados beneficios personales que hacen que un redactor jefe saque un estilo de noticia muy parecido (por no decir idéntico) al que a ti antes te ha negado. “Es que ese tipo de noticia nosotros no la damos” y a los dos días la ves a doble página con otra empresa….

No interesa informar, mandan los compromisos personales y aquello que nos reporta algo. Ya no interesa la información, la verdad o aquello que es diferente y que pide la sociedad…estamos a merced de un grupo de personas que trabajan en su medio como si fuera suyo, y se equivocan. Hay redactores jefe que no pisan las redacciones, les puedes llamar cuando quieras…nunca están. ¿Sabrán esto sus superiores?.

Por suerte son una minoría, la mayoría de medios funcionan medianamente bien.

Otro sector maravilloso son las agencias de noticias. Cuando envías un correo con una información inmediatamente te llega una respuesta “Gracias por su correo, lo hemos recibido correctamente, no hace falta que llame para comprobar su recepción”. Es decir, ya no puedo llamar a una redacción para ver si lo han leído, si necesitan más información, si les ha parecido interesante…ya no puedo hablar con nadie. Es como una televisión (no diré cual) que cuando llamas para contarle un tema al redactor te dicen “mande un correo y si lo ven interesante ya le llamarán ellos”. Ya, ok….pero es que soy de los que aún creen que el diálogo entre dos personas mola….se ve que no.

Os contaré que el mes pasado un redactor jefe me dijo que no iba a tomarse un café conmigo porque lo que tenía que contarle eran cosas que él no saca jamás. Tengo 4 enlaces con información que supuestamente NO sacaba JAMAS, estuve tentado de enviárselo, pero luego desistí, para qué.

Algo estamos haciendo mal. En algún punto hemos perdido el norte. Veréis, el proceso es el siguiente: nosotros enviamos una información (el 95% de las veces es información interesante, reseñable y destacada. No vendemos humo), llamamos a la redacción para comprobar que la tienen y saber si necesitan algo más. Este sencillo proceso nos ha llevado dos y tres semanas en algunos casos. Hemos tenido que reenviar la información 7 veces para que el redactor que lleva el tema nos confirme que la tiene y que efectivamente le interesa mucho. De ahí pasa al redactor jefe, que se toma su tiempo para emitir un juicio. En total estamos hablando de casi 5 semanas desde que enviamos una información hasta que realmente te pones manos a la obra gestionando una entrevista o enviando material adicional sobre la misma…¡¡¡¡5 semanas!!!!

Ya sé lo que estaréis pensando “es que deben estar desbordados”. Seguramente sea así pero os puedo asegurar que yo también estoy desbordado pero jamás me dejo un correo sin contestar y siempre atiendo al teléfono. Llamadme raro pero creo que esto se llama “educación”.

Otro frente que apenas nos crea ansiedad son los eventos. Son citas especiales, con mucha miga, interesantes y que ofrecen un contenido nuevo, desenfado y ameno. Si el evento lo tienes un día 14 más vale que el día 1 de ese mismo mes te pongas a enviar todo. Pero da igual cuándo te pongas, hasta ese mismo día nadie te dirá si va o no. Nadie te confirma con más de 24 horas que irá al evento, que le interesa y que por favor le consigas alguna entrevista. Nadie llama para confirmar, tenemos que estar nosotros en formato guardería. Hemos llegado a tener a gente potente, grandes nombres de diferentes sectores, gente a la que cualquiera se mataría por entrevistar…y nadie te confirma nada hasta ese mismo día por la mañana.

Luego hay medios muy especialitos donde nunca pasa nada y jamás regañan a nadie. Me pasó algo curioso un día. Teníamos un evento (la verdad que bastante chulo) y llamé al jefe de sociedad de un informativo. Tardé dos días en hablar con él, pero lo conseguí. Le comenté el tema y me dijo que era muy interesante, que le iba a pasar la información a su compañero xxxxxxx y que por favor llamara al día siguiente al tal xxxxxxxx y que sería él quien iría al evento. Genial. Llamé al día siguiente a xxxxxxx y no tenía ni idea de qué le estaba contando, su jefe no le había pasado nada y lo más heavy…me dijo que él nunca iba a cubrir cosas, que su trabajo era redacción. ¡Me habían toreado! Llamé al que estaba por encima de este hombre y no me hizo ni caso. Una mala praxis, una falta de respeto y una total ausencia de educación para que ni me pidan perdón. Les dio igual, ellos tienen su cortijo y el resto les importa poco.

Por no hablar de las redacciones de diarios y revistas, es de locos. Tienen 300 becarios, con un nivel de ansiedad de la leche, haciendo cosas que debería hacer alguien de 30 años con 4 de experiencia y cobrando por ello. Se les exigen cosas que no tienen ni pies ni cabeza. Nosotros hemos llegado a recibir a becarios en eventos destacados y los pobres no sabían ni de qué iba el tema. ¡¡Hay redactores jefe a los que les saco 10 años!!

¿Cuándo hemos perdido el interés por relacionarnos con otros seres humanos? ¿Cuándo ha perdido el norte el periodismo para que alguien no quiera tomarse un café con otra persona?

Por suerte sigue habiendo gente genial, reporteros que te agradecen que te tomes tan en serio su trabajo y les des todas las herramientas para que su pieza salga de órdago, redactores que te llaman para que les des contenido exclusivo y poder sacar algo que no tenga nadie más…hay hasta gente que te contesta un correo y te da las gracias por contarle un tema que le interesa. ¡Es alucinante!

Soy optimista, creo que el periodismo debe retomar la senda que llevaba. Tiene que ser ambicioso, curioso, incisivo…pero también educado. Vamos a pensarlo seriamente, en este sector nos conocemos todos y el día de mañana nadie está libre de tener que enviarle su cv a aquel con el que un día no quiso tomarse un café…ahí lo dejo.

PD: Sería mucho más fácil contestar un correo con un “No me interesa una mierda lo que me cuentas”, ahorraríamos tiempo y berrinches absurdos. Es una idea…

Anuncios

2 comentarios en “¿La comunicación en peligro?

  1. Yo en mi gremio, q estamos acostumbrados al uso del email como herramienta de trabajo, ya he tenido más de una porque pasan días sin saber que fue del correo q envié…yo por norma leo y contesto todo lo q me llega…la gente dice:”eso es q recibes pocos” yo digo q si no dejas q se acumulen, se puede y la gente lo agradece

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s