¿CÓMO SABER SI NECESITAS POTENCIAR TU MARCA PERSONAL?

Habitualmente me encuentro con perfiles que no saben si deben o no gestionar mejor su marca personal. Esta duda nace del desconocimiento, no sólo de lo que es una marca personal si no también de dónde podemos llegar con una correcta estrategia. A menudo subestimamos lo que podemos conseguir en un año o dos trabajando bien nuestra marca personal, el objetivo fundamental es por tanto identificar dónde queremos llegar y cómo podemos usar todo esto para conseguirlo.

En mi primera sesión con los clientes hago lo que he venido a llamar “Fase de descubrimiento”. Su propio nombre lo indica, es una sesión especial donde intento identificar aquello que ni el cliente sabe qué es, dónde está, cómo lo quiere o cómo se sentiría tras conseguirlo.

Esta sesión tiene dos partes. La primera se basa en estudiar bien la situación actual. Uno de los problemas más comunes es que nos amoldamos demasiado a nuestro dia a dia y tendemos a obviar lo que tenemos alrededor. Vivimos con estrés, ansiedad, demasiado caos y no nos paramos a pensar en si lo que vivimos es lo que siempre quisimos vivir. En resumen…¿estamos donde queríamos estar?

En esta parte trabajo el grado de satisfacción personal con lo que nos rodea: trabajo, familia, pareja, ambición, estatus económico…todo. Cualquier elemento ligado con satisfacción personal entra en este análisis. Otra parte interesante es la que se relaciona con necesidades ocultas, es decir, elementos que no tenemos, que no sabemos que necesitamos y que de tenerlos veríamos cómo ese nivel de satisfacción incrementaría su calificación. Os sorprendería saber la cantidad de clientes que simplemente cambiando de planta de oficina iría mucho más contenta a trabajar…pero son “tonterías” que ni valoramos, porque no caemos en ello. Ya no hablo de cambiar de trabajo, de casa o de ciudad…

La segunda parte trata de visualizar la situación deseada. Y aquí hacemos un pequeño juego de imaginación realista, no se trata de pensar que en 5 años estaremos dirigiendo Telefónica pero sí de identificar que en dos años podemos salir de la empresa donde trabajamos y abrir la nuestra propia, por ejemplo. Cuando hemos visualizado toda esa realidad factible identificamos qué grado de compromiso real tenemos para con ese objetivo. Mucha gente abandona a los 3 meses por no ver resultados, tenemos una mentalidad a corto plazo y esto es justo lo contrario. En 3 meses no vamos a conseguir nada, pero en 6 el cambio empieza a ser muy evidente y en 1 año hemos sido capaces de crear algo que no sabíamos que podía ser tan grande.

Este grado de compromiso es un juramento con nosotros mismos, no podemos abandonar hasta conseguir lo que queremos. Y aquí hay tantos plazos como objetivos, el cliente que sólo quiere ser más visible quizás lo consiga en 5 meses, pero si alguien quiere mejorar para escalar en su empresa o para ser más apetecible de cara a una posible oferta de la competencia…necesitamos tiempo, no podemos abandonar antes.

Y por último trazamos un “plan de ataque” que es una serie de medidas, acciones, pasos y estrategias que nos acercan a ese objetivo. Por así decirlo sería el mapa que nos lleva de un punto A a un punto B con el paisaje más agradable posible.

Tras esta sesión los clientes se sienten muy motivados, han identificado lo que les haría más felices, lo que sería una puerta abierta a un futuro más prometedor…se sienten guiados para llegar a su destino, uno que no sabían ni que existía antes de hacer esta sesión de descubrimiento.

¿Y tú? ¿Te vas a conformar con lo que tienes ahora mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s